• JORNADA INFÀNCIA MISSIONERA 2019


    Recursos per celebrar la Jornada d’Infància Missionera - 27 de gener de 2019
  • PRESENTACIÓ JORNADA INFÀNCIA MISSIONERA 2019


    Hi ha una notícia més bonica?
  • ANEM, DONCS, A BETLEM...


    Paraules del Papa Francesc per als nens
  • "AMB JESÚS NEN A LA MISSIÓ"


    Recursos de gener-febrer per treballar amb els nens
  • "AJUDA ALS NENS MÉS NECESSITATS"


    Pots col·laborar amb el teu donatiu per Infància Missionera

miércoles, 12 de septiembre de 2018

GASTARSE Y DESGASTARSE. IN MEMORIAM.

Anastasio-GilEl 7 de Septiembre falleció D. Anastasio  Gil García, director nacional de Obras Misionales Pontificias en España (OMP). Tenía 72 años y durante un año ha luchado titánicamente ante la enfermedad. La animación misionera en estas dos últimas décadas de la Iglesia en España, y desde ella para el mundo entero, encuentra en su figura una referencia luminosa y aleccionadora. Anastasio Gil, como escribió certeramente en su cuenta de Twitter el Secretario General de la CEE, ha sido un "sacerdote y evangelizador ejemplar, trabajador infatigable, entregado plenamente al anuncio misionero, un incansable misionero y un hombre de Dios". De él, bien podría decirse y aplicarse aquella máxima paulina del "gastarse y desgastarse"  por Cristo y por la misión (2 Cor. 12-15).
Y éste gastarse y desgastarse por Cristo y por la Evangelización ha de ser ahora tanto más apremiante para nuestra Iglesia cuanto más arrecian la secularización, el envejecimiento y muerte de nuestros evangelizadores y la tan acusada sequía vocacional.
Pero es más, el gastarse y desgastarse por Cristo y por la misión ha de ser asimismo referencia y guía inexcusable  para la Iglesia misionera y en salida, que con palabras del Papa, tanto necesitamos todos, tanto necesita la humanidad. Una Iglesia misionera y en salida, una Iglesia evangelizadora y samaritana, en la que la misión compete, quizás más que nunca, a la entera comunidad eclesial, pastores y fieles.
Comienza un nuevo curso. Despedimos a un extraordinario evangelizador, a quien encomendamos a la misericordia de Dios. Y no se nos ocurre mejor homenaje a él y a tantos otros misioneros que ya han partido a la casa del Padre que reclamar para toda nuestra Iglesia éste gozoso, esperanzador y hasta agotador "gastarse y desgastarse" por Cristo y por la misión. No hay otro camino, no hay otra alternativa.
Fuente: Ecclesia digital 11/09/2018.