• MES MISIONERO EXTRAORDINARIO


    Octubre 2019: "Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo"
  • PRESENTACIÓN “CON JESÚS NIÑO A LA MISIÓN”


    Cuatrienio de Infancia Misionera
  • "GUÍA COMPARTIR LA MISIÓN"


    Propuestas de voluntariado misionero
  • AYUDA A LAS MISIONES


    Colabora con los misioneros españoles

martes, 18 de junio de 2019

MEMORIA DE LAS OBRAS MISIONALES PONTIFICAS

Una vez cerrado el ejercicio económico y presentadas las cuentas ante Roma, Obras Misionales Pontificias (OMP) ha presentado esta mañana la Memoria de actividades 2018, que da cuenta de todo lo realizado por la institución en España. El director nacional de OMP en Mali ha agradecido las ayudas recibidas por parte de los españoles y ha explicado que las ayudas llegan, e impulsan el trabajo de la Iglesia diocesana y de los misioneros, especialmente con los niños. Él mismo encontró la vocación sacerdotal en un grupo de Infancia Misionera liderado por un misionero español.
Los donativos del Domund ayudan a las Iglesias más jóvenes. Entre ellas, la de Mali, con un 3% de cristianos, que en 2018 recibió 699.000 euros en 2018, de los cuales 60.000 euros salieron del bolsillo de los españoles.
"En un país como Mali, 100% territorio de misión, la ayuda de OMP es muy importante", ha explicado Hervé Tienou, director nacional de OMP en el país africano. "Con esta ayuda sentimos el apoyo solidario de toda la Iglesia universal; y lo agradecemos, en estos momentos complicados de nuestra historia". Según ha explicado, por un lado las OMP allí fomentan el espíritu misionero en todos los fieles, y realizan colectas para colaborar con las misiones en el mundo -unos 20.000 euros de media los últimos años-. Pero por otro lado, también gestionan las ayudas que reciben de todo el mundo. "Nosotros damos poco, lo que podemos, pero recibimos mucho". Las diócesis hacen sus peticiones ante los secretariados de OMP mundial, desde donde se aprueban los proyectos que van a ser apoyados.
El dinero llega a la cuenta de OMP en Mali y llega a su destino, donde se apoyan proyectos pastorales y de apoyo de la infancia. En 2018, por ejemplo, España ha ayudado a construir un comedor en un internado de chicas, para evitar que sean explotadas al ir a la ciudad a estudiar. También se ha apoyado a grupos de Infancia Misionera. "Yo mismo encontré el deseo de ser sacerdote, en los amigos de Kizito -uno de los grupos de los apoyados anualmente por OMP-, y gracias al trabajo de Jesús Martínez, un padre blanco español", ha explicado. "Es muy emocionante saber que España ayuda a hacer este trabajo en Mali, estamos muy agradecidos".
El trabajo en la retaguardia
Mali es un ejemplo de otros muchos países en los cinco continentes, que cada año cuentan con el respaldo de OMP. Las ayudas son fruto de todo un trabajo de sensibilización y formación que se realiza en toda España, de la mano de las diócesis. En 2018, más de 240.000 personas asistieron a algún acto misionero, y cerca de 3.300 participaron en algún curso de formación. Todo ello en el marco de las tres jornadas que organiza OMP: Domund, Infancia Misionera y Vocaciones Nativas.
"OMP es una institución que merece ser conocida, porque hace mucho bien a la Iglesia española y a todo el mundo", ha explicado José María Calderón, director nacional de la institución en España. Calderón ha desgranado los datos de la Memoria, donde se explica todo lo realizado en el ámbito de la sensibilización, la formación, el acompañamiento a los misioneros y las ayudas económicas enviadas a las misiones. Según ha explicado, el objetivo de las OMP es doble: de sensibilización y de apoyo a las misiones, y para lograrlo, se trabaja a lo largo de todo el año en las diócesis españolas. "El Papa subraya que la misión debe ser el paradigma de toda la pastoral ordinaria, y ese es nuestro trabajo, recordar que todos los bautizados somos enviados a la misión".
"Los 11.000 misioneros españoles nos enseñan el camino a seguir en la Dirección Nacional de OMP" ha afirmado Dora Rivas, responsable del acompañamiento de los misioneros. "Los que trabajamos en la retaguardia tenemos que aprender un lenguaje nuevo para llegar a nuestra sociedad actual, donde ningún concepto religioso puede darse ya por supuesto". Según ha explicado, desde OMP se está haciendo un enorme esfuerzo en el ámbito de la comunicación, para dar a conocer el trabajo de los misioneros, y también para mantener el contacto personal con ellos. "Es importante que la sociedad entienda nuestro mensaje, porque todos somos necesarios para seguir ayudando a los misioneros y misioneras".
Para consultar la Memoria OMP España 2018: 
Memoria OMP 2018

viernes, 14 de junio de 2019

CHINA NIEGA ENTIERRO CATÓLICO AL OBISPO LI SIDE: 17 AÑOS EN CAMPOS DE TRABAJO, VIGILADO DESDE 1992

Siempre se negó a pertenecer a la Asociación Patriótica, el organismo gubernamental que controla a las entidades católicas. Por eso, ahora los funcionarios de la Asociación Patriótica impiden que este obispo pueda descansar en un cementerio católico.

Prisionero del régimen chino,pasó 4 años en prisión y luego 17 años en campos de trabajo y desde 1992 se le mantenía bajo arresto domiciliario en un pueblecito remoto de las montañas, pero la mayoría del clero de la diócesis seguía declarándose fiel a su paternidad espiritual. 

Permiso para misas, no para descansar en la catedral

Los católicos de las comunidades clandestinas de Tianjin (las no controladas por la Asociación Patriótica) han contactado con el gobierno local para desarrollar una ceremonia fúnebre. Uno de los fieles ha dicho a la agencia misionera AsiaNews que “el gobierno local es mucho más civilizado que la Asociación Patriótica”.

Tienen permiso para celebrar misas y oraciones fúnebres por el obispo en todas las iglesias de la diócesis. El cadáver descansa en una cámara funeraria, no en la catedral de San José (Xikai), en Tianjin. A algunos sacerdotes de las comunidades clandestinas se les permitió pasar 10 minutos con los restos del difunto para una breve oración fúnebre.

Ordenado en 1955, arrestado en 1958

Esteban Li Side nació el 3 de octubre de 1927 en Zunhua (Tangshan, Hebei), en una familia católica de larga tradición, con seis hermanos y hermanas. Desde su infancia, siente la llamada a consagrarse al Señor, y en 1940 ingresa al seminario menor local. En 1945 se transfiere al seminario menor de Tinajin; en 1949 ingresa al seminario mayor de Wen Sheng, en Beijing, y el 10 de julio de 1955 es ordenado presbítero de la diócesis de Tianjin.

Al tomar el poder Mao Zedong e instaurarse la Asociación Patriótica para controlar a los católicos chinos, Li Side es arrestado en 1958. Liberado el 16 de febrero de 1962, retoma su servicio en la catedral de San José, en Tianjin, pero es arrestado nuevamente y llevado a prisión en 1963 y hasta 1980 cumple una condena en campos de trabajo forzado.

Ordenado obispo en secreto, encarcelado por tercera vez

De regreso en la catedral de San José, en secreto, el 15 de junio de 1982 es ordenado obispo de la diócesis de Tianjin, pero no es reconocido por el gobierno. En 1989, luego de su participación en la Asamblea de la Conferencia episcopal china en Zhang Er Ce – que reclama al gobierno mayor libertad religiosa- es llevado a prisión por tercera vez. En 1991 es liberado y vuelve a la catedral de San José, en Tianjin.

Desterrado a un pueblo remoto de montaña

En 1992, las autoridades lo fuerzan a transferirse al pueblo de Liang Zhuang Zi, en medio de las montañas, perteneciente al distrito de Ji Xian (Tianjin), donde permanece bajo arresto domiciliario hasta su muerte.

Desde 1992, el gobierno ha tratado de instalar como obispo oficial de Tianjin a José Shi Hongchen, que provenía de la Iglesia clandestina y fue ordenado obispo auxiliar precisamente por Li, en 1982. Shi Hongchen murió en el 2006.

Desde el 2007, la mayor parte de los sacerdotes de la Iglesia oficial ha expresado su obediencia a Mons. Li Side. La Iglesia de Tianjin cuenta a su vez con un obispo coadjutor (clandestino, es decir, fiel a Roma), Melchor Shi Hongzhen, de 92 años, que también se encuentra bajo arresto domiciliario en una localidad montañosa de la región.

La diócesis de Tianjin tiene cerca de 100.000 católicos, que son atendidos por 40 sacerdotes oficiales (reconocidos por el Estado comunista) y 20 no oficiales (reconocidos por la Iglesia). Así mismo, cuenta con 40 religiosas oficiales y 20 no oficiales.

Fuente: ReL

viernes, 17 de mayo de 2019

MISIONERO ESPAÑOL SIN NOMBRE.....

Un misionero que no ha querido revelar su nombre escribe sobre la situación de la población en Burkina Faso. Firma simplemente con “Un misionero español del Sahel, refugiado”:
“Pocas personas saben en España lo pasado el domingo 12 de mayo en la localidad de Dablo, norte del Burkina a las 9 de la mañana: Más de 50 dhijadistas montados en 27 motos, llegaron a toda velocidad. Un grupo de ellos quemó dos bares, otro prendió fuego a la ambulancia del dispensario y robó las medicinas y el resto se fue a la iglesia. Allí comenzaba la misa y empezaron a tirar al aire. La gente huía, pero entraron y cerrando las puertas pidieron que nadie se moviera. Preguntaron por los responsables. Se presentó el joven sacerdote Simeon Ñampá y otros 5 hombres, entre ellos el que tocaba el tam-tam. Les hicieron tumbarse y les dispararon sin piedad. Al salir quemaron los libros de la coral y de la sacristía.
Esta barbarie no es de ayer. Ya desde el año 2105 gendarmes, policías, escuelas etc. sufrieron los primeros ataques de los islamistas radicales en la zona del Sahel. En el año 2016 el grupo djihadista «Ansarul Islam» reivindicó varios ataques contra los militares, uno de ellos causando 12 muertos. En el 2017 hubo un total de 54 ataques, con 62 víctimas mortales. Y todas las escuelas de la región cerradas.
Pero esto no es comparable a lo que ha pasado el año 2018 y en lo que llevamos de año 2019. De Djibo las acciones terroristas se han desplazado hacia Arbinda. Todos los pueblos de estas dos localidades han sufrido ataques de los terroristas con numerosas víctimas. De ello ha surgido una reacción a través de grupos de autodefensa y después de Navidad ha habido matanzas, de hasta doscientas personas, muchas de ellas inocentes. El Presidente y el Cardenal se desplazaron al lugar.
Esto ha sembrado el pánico en la población que ha huido y abandonado sus pueblos, que están vacíos. La gente se ha refugiado en lugares donde hay gendarmes, creando una situación humanitaria muy difícil, pues llegaron con las manos vacías y el problema del agua, en esta época de calor, es acuciante. Si el año pasado fue secuestrado un catequista y un pastor protestante, este año, en marzo ha sido el párroco de Djibo quien ha sido hecho prisionero cuando venía de visitar un pueblo y a día de hoy nada se sabe de su paradero.
Más de mil escuelas y colegios en todo el Sahel siguen cerrados, pues los terroristas no quieren que se enseñe el francés: Que se enseñe el árabe y el Corán. ¿Pero se puede obligar a toda la población a convertirse al Islam?
La guerra terrorista ha abierto un nuevo frente desde el Viernes Santo pasado, atacando las iglesias. Ese día entraron en la capilla de un pueblo de Arbinda, repleta de gente que hacía en Viacrucis. Los terroristas hicieron salir a mujeres, niños y ancianos, y dispararon a los 4 ó 5 hombres que quedaban en su interior, quemando después un colegio en construcción. Dos semanas más tarde los protestantes sufrieron otro ataque durante el culto, con 6 muertos.
¿Dónde vamos? Esperamos que con la estación de lluvias que llega, los ataques disminuyan por la dificultad de los terroristas a desplazarse sobre pistas inundadas. ¿Pero después? Y, ¿cómo los refugiados podrán cultivar sus campos? ¿Qué cosecha tendrán? Dos cosas me parecen necesarias:
1) Que los españoles de buena voluntad sigan ayudando al Domund, a Cáritas y Manos Unidas, que ayudan a los refugiados, y que a través de proyectos de desarrollo consiguen la convivencia de musulmanes y cristianos. Los terroristas quieren la guerra entre musulmanes y cristianos. No lo conseguirán pues seguimos luchando por el respeto mutuo y la convivencia, como recordó un obispo burkinabé el día del entierro de las víctimas.
2) Que cultivemos la paz, que es un don que hay que pedir a Dios en la oración. La paz en las familias y en la sociedad.
¿Cómo pedir a los musulmanes que hagan la paz si nosotros les recibimos con cuchillos y malas palabras?”.

jueves, 25 de abril de 2019

DIGUES SÍ....

DIGUES SÍ AL SOMNI DE DÉU.

 
Moltes vegades s’encapçala un discurs o un escrit amb les paraules “tinc un somni”, podem dir que és un recurs molt habitual. Normalment ens estem referint al fet que tenim un desig, una meta, un objectiu. En el cartell de la Jornada per les vocacions  se’ns demana “Digues sí al somni de Déu” i ens podem preguntar: quin és el somni de Déu? A què he de dir que sí? No és difícil de donar la resposta inicial, hem de dir que sí a donar una resposta d’amor a la seua invitació.

La nostra vida no és fruit de l’atzar, Déu ens ha creat per amor, Ell ha tingut la iniciativa gratuïta de crear-nos i invitar-nos a entrar en un gran projecte[1]. Ara nosaltres hem de respondre i la resposta hauria de ser correspondre a l’Amor amb amor.

Els occidentals tenim un problema i ens pensem que amb la simple adhesió intel·lectual ja en tenim prou, realment estem molt equivocats. La resposta i l’adhesió això mai poden ser des de la ment, des de la teoria, des de les paraules, des de les nostres cases. “La resposta d’amor és implicar-nos amb tot el nostre ésser i córrer el risc d’enfrontar-nos a un desafiament desconegut”[2].

En realitat Déu ens està cridant a tots a viure una vida cristiana plena, cadascú segons el seu carisma, així ens ho mostra el cartell de la jornada, una jove que va recorrent el seu camí amb força, amb decisió. En ella estem representats tots els seguidors de Crist, tots tenim el nostre camí, tots hem de respondre amb amor a la crida de Déu, tots hem de fer realitat el seu somni, que també serà el nostre somni.

Hi ha un camí per cada persona, però sempre amb una mateixa resposta d’amor. Tots som cridats “a una cosa gran, a que la vida no quedi tancada a les xarxes de l’absurd i de l’anestèsia del cor per seguir a Jesús en el camí que ha pensat per nosaltres, per la nostra felicitat i per la dels qui ens envolten, això requereix el valor de córrer el risc de decidir”[3]. I en la cerca del propi camí, molts hem estat cridats al matrimoni, altres a la vida sacerdotal, altres a la vida consagrada en l’acció diària, altres en consagració a la pregària … cadascú a la seua manera, però sempre traçant tants camins com respostes podem donar al somni de Déu.

Però no es poden realitzar els somnis si no posem als nostres cors els somnis i els camins dels tots els nostres germans, en especial dels somnis de la gent més necessitada, així com no podem deixar d’acollir els somnis missioners.

És especialment important que ens alegrem per les vocacions que estan sorgint a tants països dels que anomenem de missió, per això hem de preocupar-nos perquè la consciència missionera ens obri els ulls a totes les realitats que es viuen a la resta de països del món, cal recordar que no estem sols i el món no s’acaba als nostres pobles i ciutats? Els que som nascuts al bell mig d’una ciutat emmurallada correm el perill de no veure més enllà de les muralles que ens han vist créixer i això és extrapolable a tots els que vivim en el benestar.

Per això hem d’obrir les nostres finestres, que sempre ens permeten mirar molt més enllà, i mirar els camins que segueixen els cristians d’Àfrica i d’Amèrica, d’Àsia i d’Oceania perquè si ens tanquem en nosaltres mateixos sabem que la humitat acumulada amb les portes i finestres tancades acaba podrint el que hi ha a dins, en aquest cas els nostres cors i això ens impedirà seguir el camí d’amor que ens ha preparat el Senyor.

La Jornada Mundial d’Oració per les Vocacions i de les Vocacions Natives ens ha de guiar pel camí de l’obertura, obertura de les nostres finestres per veure els camins que segueixen els cristians de tot el món, d’estimar-los i d’oferir les nostres pregàries, amor i solidaritat envers tots ells. Però no ens hem de quedar obrint les finestres per mirar, també hem d’obrir les nostres portes i caminar, caminar molt més enllà en la solidaritat i el camí compartit amb tots els germans que responen amb amor.

El Sant Pare Francesc ha promogut per al proper mes d’octubre un “Mes Missioner Extraordinari” amb el que ens motiva perquè coneguem i ens comprometrem de manera més especial amb el món missioner. No és una crida només per les persones consagrades, és una crida especial a tots els que volem ser seguidors de Crist per renovar-nos i ser conseqüents amb el nostre Bateig pel que hem de fer realitat les darreres paraules de Jesús: Aneu per tot el món i anuncieu la bona nova de l’evangeli a tota la humanitat” (Mc 16,15). Eixes paraules les destina Jesús a tots els batejats, també a nosaltres i hem de donar la resposta correcta, que no és més que la de conèixer, estimar, pregar i col·laborar amb les necessitats de tot el món.

Ens hem de preparar bé per a l’esdeveniment de l’octubre perquè tots estem cridats per escoltar a Déu i dir sí al seu somni. Aprofitem tot el temps de la Pasqua per aprofundir en el nostre compromís.

                                                                                             Delegacions de Missions de Catalunya




[1] Del Missatge del Sant Pare Francesc per la 55ª Jornada Mundial d’Oració per les Vocacions
[2] Id
[3] Id

miércoles, 27 de marzo de 2019

PRIVACIDAD Y PROTECCIÓN DE DATOS



En Obras Misionales Pontificias de la Diócesis de Terrassa sabemos lo importante que es para ti el uso que hacemos de tu información personal y el modo en que la compartimos de forma que, más allá de la obligación legal, asumimos como un compromiso propio garantizar tu privacidad y la de la información que nos facilitas.
En este documento te ofrecemos información sobre el tratamiento de los datos personales que hace OMP-TERRASSA: quién es el responsable de tratamiento, con qué finalidad se va a tratar tu información personal, la legitimación para el tratamiento, por qué la recabamos, cómo la utilizamos y los derechos que te asisten. Al facilitarnos tu información personal y utilizar nuestros sitios web, entendemos que has leído y comprendido los términos relacionados con la información de protección de datos de carácter personal que se exponen.
Apreciamos la confianza que depositas en nosotros para que tratemos tu información personal con el debido cuidado y prudencia y nos comprometemos a asegurar que tu información personal se encuentre protegida y no se utilice de forma indebida.

Información sobre Protección de datos personales
¿Quién es el responsable del tratamiento de tus datos personales?
Identidad: DELEGACIÓN DE MISIONES DE TERRASSA;  CIF: R2800229C
Dirección postal: C/ VINYALS, 47-49    08221   TERRASSA
Teléfono:  937337120
Correo electrónico:  delegaciomissions@bisbatdeterrassa.org

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?
En OBRAS MISIONALES PONTIFICIAS de TERRASSA(en adelante “OMP-TERRASSA”) tratamos tus datos personales, sobre todo, con el fin de cumplir con las obligaciones legales o contractuales correspondientes. En alguno de los casos, como son los suscriptores de revistas, donantes o benefactores, también se utilizan sus datos para el envío de información que nos demandan y para facilitarles información de campañas, actividades o eventos que puedan ser de su interés. Dentro de la actividad propia de la institución, también se almacenan datos de los misioneros con la finalidad de poder mantener contacto con ellos y, en caso de necesidad, con sus familiares.

¿Por qué razón utilizamos tus datos personales?
Porque para poder llevar a cabo la labor normal de “OMP-TERRASSA” es necesario contar con los datos de las personas con las que tratamos. En todo caso, los datos personales que solicita “OMP-TERRASSA” serán los estrictamente necesarios para el mantenimiento y cumplimiento de las finalidades antes expresadas.

Sin los datos personales, por ejemplo, “OMP-TERRASSA” no podría cumplir con su obligación legal de comunicar a la Agencia Tributaria las donaciones percibidas, ni cumplir con las exigencias de la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales.
Tampoco podríamos establecer comunicación con los suscriptores de revistas y publicaciones electrónicas, o no podríamos informar a todas aquellas personas que se han mostrado interesadas en nuestras campañas y actividades.
Junto a todo ello, también se utilizan los datos personales de personas con las que existe una relación contractual, como es el caso de trabajadores o proveedores de servicios, cuyos datos son necesarios para el desarrollo de esa relación contractual mutuamente aceptada.

¿Durante cuánto tiempo conservará “OMP-TERRASSA” tus datos?
Los datos personales serán conservados mientras se mantenga la relación con “OMP-TERRASSA”. Finalizada la relación con “OMP-TERRASSA” mantendremos tus datos personales bloqueados durante los plazos de prescripción legal. Trascurrido dichos plazos tus datos serán eliminados.

¿A quién comunicaremos tus datos personales?
Los datos solamente son comunicados a las autoridades que legalmente están establecidas, como la Agencia Tributaria o la Seguridad Social. Fuera de estos supuestos, solamente se comunican los datos a las empresas o entidades que sean necesarias para cumplir con el servicio o con el encargo realizado por el interesado, como pueden ser entidades bancarias para realizar pagos o cobros, o empresas de reparto o mensajería para el envío de las publicaciones o comunicaciones.
En ningún caso “OMP-TERRASSA” cede los datos de los interesados a terceros para su uso comercial o estadístico.
Igualmente podrán tener acceso a tus datos los prestadores de servicios a OMP-TERRASSA que estén encargados del tratamiento, incluyendo a los que nos prestan servicios de tecnología o de envío, recepción de documentación y las herramientas de funcionamiento o estadística de la Web. Todos estos encargados de tratamiento se han comprometido contractual y legalmente a cumplir las disposiciones normativas en materia de protección de datos y a suscribir, en su caso, los convenios o acuerdos internacionales necesarios. El encargado de tratamiento tiene su sede social en el extranjero:
– Google LLC, con domicilio en 1600 Amphitheatre Parkway, 94043, Mountain View (California), Estados Unidos, que presta los servicios de GSuite, consistentes en servicios de computación en la nube y de correo electrónico.
Se puede consultar la política de privacidad y demás aspectos legales de dicha compañía en el siguiente enlace: https://www.google.com/intl/es/policies/privacy/



Google participa y ha certificado su cumplimiento con el marco del acuerdo entre EE.UU. y la Unión Europea denominado Privacy Shield, habiéndose comprometido a someter toda la información personal recibida de países miembros de la Unión Europea a los principios derivados del Privacy Shield.
Puedes obtener más información acerca del Privacy Shield en la web del Departamento de Comercio de los EE.UU.: https://www.privacyshield.gov/welcome
Asimismo, puedes comprobar la adhesión de Google al Privacy Shield en el siguiente enlace: https://www.privacyshield.gov/participant?id=a2zt000000001L5AAI&status=Active
Google Analytics es un servicio análisis de datos estadísticas prestado por la empresa Google (política de privacidad). Omp.es utiliza este servicio para realizar un seguimiento de las estadísticas de uso del mismo. Google Analytics utiliza cookies para ayudar al sitio web a analizar datos estadísticos sobre el uso del mismo (número de visitas totales, páginas más vistas, etc.). La información que genera la cookie (incluyendo su dirección IP) será directamente transmitida y archivada por Google en los servidores de Estados Unidos.
Google usará esta información por cuenta nuestra con el propósito de generar información estadística sobre el uso de omp.es, Google no asociará su dirección IP con ningún otro dato del que disponga Google. Google podrá transmitir dicha información a terceros cuando así se lo requiera la legislación, o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

Puede Usted rechazar el tratamiento de los datos o la información rechazando el uso de cookies mediante la selección de la configuración apropiada de su navegador, sin embargo, de hacerlo, limitará la plena funcionabilidad de Omp.es. Al utilizar este sitio web, da su consentimiento al tratamiento de información por Google en la forma y para los fines arriba indicados.
Puedes solicitar más información sobre los destinatarios de tus datos enviando un correo electrónico a la dirección serv.grles@omp.es o a delegaciomissions@bisbatdeterrassa.org indicando el tratamiento o el uso concreto sobre cuyos destinatarios querrías información.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos personales?
La normativa de protección de datos te confiere los siguientes derechos en relación con el tratamiento de tus datos:
Derecho de acceso: Conocer qué tipo de datos estamos tratando y las características del tratamiento que llevamos a cabo.
Derecho de rectificación: Puedes solicitar la modificación de tus datos por ser estos inexactos o no veraces.
Derecho de portabilidad: Puedes obtener una copia de los datos que estemos tratando.
Derecho a la limitación del tratamiento: Puedes solicitar la limitación del tratamiento de tus datos en determinadas circunstancias. En este caso únicamente los conservaremos para el ejercicio o defensa de reclamaciones.
Derecho a oponerte a la toma de decisiones automatizadas.
Derecho de supresión: Solicitar la supresión de tus datos cuando el tratamiento ya no resulte necesario.
Derecho de oposición: Puedes oponerte al tratamiento de tus datos en determinadas circunstancias.
Derecho a revocar el consentimiento prestado.
Derecho a interponer una reclamación frente a la autoridad de control (en España la Agencia Española de Protección de Datos).
Para el ejercicio de cualquiera de estos derechos puedes dirigirte a “OMP-TERRASSA” en la dirección postal o en el correo electrónico indicados anteriormente.