• "AJUDA EMERGÈNCIA INDIA"


    Pots fer un donatiu al compte de Obres Missionals Pontifícies del Banc BBVA: ES0301821364330010039555-Concepte Fondo Emergencia India
  • ADVENT MISSIONER


    Recursos per viure l’Advent en clau missionera
  • SEMBRADORS D’ESTELS


    Sigues missioner, anuncia que Jesús neix per a tots
  • "AMB JESÚS NEN A LA MISSIÓ"


    Recursos de noviembre-desembre per treballar amb els nens: Advent i Nadal
  • "NADAL SOLIDARI"


    Al Nadal sigues solidari: Col·labora amb un donatiu per a les Missions

martes, 20 de noviembre de 2018

AYUDA URGENTE PARA LA INDIA

Obras Misionales Pontificias pide ayuda de emergencia para Kerala y Karnataka en la India devastadas por las lluvias torrenciales.
Un niño llora en uno de los botes de rescatadores voluntarios, el 19 de agosto de 2018, en Kerala.rn
KERALA (INDIA)
Obras Misionales Pontificias hacen un llamamiento a todas las personas de buena voluntad para ayudar a paliar la devastación provocada por las inundaciones en Kerala y Karnataka en India. 

El presidente de las OMP, Monseñor Giampietro Dal Toso, en una carta, explicaba a toda la red internacional de la institución, que este ha sido el peor desastre natural en esta región durante el último siglo. Ante la información que le llega directamente de los directores nacionales y diocesanos de la India, Dal Toso ha pedido que se haga “un llamamiento a las personas de buena voluntad para que contribuyan al Fondo de Emergencia de las OMP, de modo que podamos proporcionar la ayuda necesaria para reparar y reconstruir estas estructuras eclesiásticas para los fieles cristianos de India”.
Las inundaciones en Kerala dejaron este agosto medio millar de muertos y llevaron a casi un millón y medio de personas a abandonar sus hogares. Los daños causados por las inundaciones alcanzaron los 2.840 millones de dólares. Declarada como la peor inundación en un siglo, la gente en Kerala y Karnataka nunca se había enfrentado a una catástrofe de esta magnitud. Más de 57.000 hectáreas de tierras de cultivo quedaron anegadas, 11.000 casas destruidas y 26.000 casas gravemente dañadas.
Tres meses después de las inundaciones, sigue siendo muy necesaria la ayuda para paliar la devastación a largo plazo. La Iglesia respondió de manera increíble a las necesidades urgentes, organizando 4.094 campos para acoger a las personas (de los 5.000 establecidos), más de 10 millones (de los 12 millones acogidos), cerca de 100.000 laicos se han movilizado para ayudarles, con el apoyo de casi 7.000 religiosos y 3.000 miembros del clero.
Durante los últimos 50 años, las Obras Misionales Pontificias han sostenido a todas y cada una de las diócesis de Kerala y Karnataka con ayudas estables para su actividad evangelizadora y asistencial diaria, además de financiar varios miles de proyectos. Muchas de las Iglesias, centros de acogida, dispensarios, etc… han quedado destruidos. Hay que comenzar recuperar lo perdido lo antes posible, puesto que esta labor llevará años.
Las Obras Misionales Pontificias piden desde Roma, a todas las direcciones nacionales del mundo que renueven su apoyo a los afectados por las inundaciones en la India el pasado agosto, en los estados de Kerala y Karnataka.
Para este fin, las Obras Misionales Pontificias están utilizando el “Fondo de Emergencia”, reservado para este tipo de ayudas.



Para ayudar a la reconstrucción de las diócesis devastadas por las lluvias puede hacerse un donativo en la cuenta del Obras Misionales Pontificias, banco BBVA: ES0301821364330010039555- concepto Fondo Emergencia India.

lunes, 19 de noviembre de 2018

SE INAUGURA CATEDRAL GRACIAS AL DOMUND

Basankusu Cathedral.jpgEl pasado 21 de Octubre, domingo mundial de la propagación de la fe, se inauguraba la nueva catedral de Basankusu, en la República Democrática del Congo. Es una feliz coincidencia de fechas, porque gracias a la recaudación del Domund de los últimos años se ha hecho realidad que ésta diócesis del norte del Congo cuente con su propia catedral. Fue en el 2011 cuando las Obras Misionales Pontificias enviaron los primeros 100.000 dólares a Basankusu, fruto de la generosidad de tantos fieles con el Domund. Y así año tras año: 45.000 dólares en el 2013; 50.000 en el 2014; 70.000 en el 2015; y, finalmente, otros 70.000 dólares en 2016. Contabilizan un total de 385.000 dólares que muestran el compromiso de las Obras Misionales Pontificias de acompañar a los territorios de misión año tras año.
Dicha catedral de los Santos Apóstoles y Mártires Pedro y Pablo, se inauguró con la presencia de 10 Obispos y numerosos sacerdotes y con la concurrencia de una enorme multitud de fieles, que también han colaborado con ésta casa de todos.
La consagración comenzó con la apertura de la puerta de la Catedral que atravesó el primero Mons. Mokobe, seguido por todos los fieles, como multitud que siguió a Jesucristo triunfalmente en Jerusalén.
Mons. Mokobe, animó a todos a tomar esta inauguración como una oportunidad para retomar la misión evangelizadora. Un signo de esta unión a la misión fue el traslado del cuerpo del primer vicario apostólico de Basankusu, el obispo misionero Gérard Wantenaar.
En recuerdo de aquellos primeros misioneros, en la sacristía, se abrió una exposición de fotos de aquella época y de aquellos pastores. Fueron ellos lo que abrieron las primeras escuelas y los primeros dispensarios médicos de la zona y crearon las misiones de los muchos afluentes del río Congo que fluyen en la zona de Basankusu.

Fuente: OMPPRESS.

martes, 9 de octubre de 2018

SI EL MEU COR CANVIA, EL MÓN POT CANVIAR

Ilustración de diversas personas con corazonesEl pròxim 21 d'octubre se celebra a tot el món la Jornada Mundial de les Missions, el DOMUND, amb el lema "Canvia el món".
El lema del DOMUND d'aquest any vol mostrar al món que la missió i l'acció dels missioners fan que el canvi del món sigui possible. I en aquest any, en el qual se celebrarà el Sínode dels Joves, la Jornada Mundial de les Missions 2018 els convida a ells d'una manera molt especial, a ser protagonistes d'aquest canvi. El Papa Francisco, en el seu missatge per a aquesta jornada missionera els implica en la tasca de portar l'Evangeli a tots, com fan els missioners.
El DOMUND proposa un canvi del món, però aquest canvi solament és possible si neix d'un cor canviat. Un cor canviat és aquell en el qual ha entrat Déu. Un cor que abraça l'Evangeli. Els missioners s'esforcen cada dia a portar endavant, amb el seu exemple i treball, l'evangelizatció dels pobles que encara no coneixen a Déu, perquè saben que l'Evangeli produeix el veritable desenvolupament humà i social de les nacions a través de canvis petits, com demana el Papa Francisco.
El DOMUND demana el compromís dels cristians en l'activitat missionera perquè l'anunci de l'Evangeli arribi a aquells àmbits geogràfics o socials on encara no és conegut.
Obres Misionales Pontifícies ha elaborat uns materials que serveixen per a la informació i la sensibilització de l'Església i de tota la societat. Amb ells es convida a valorar i, sobretot, a sostenir la tasca dels missioners entre els més empobrits.

Tots els materials estan disponibles en:

https://www.omp.es/domund/

miércoles, 12 de septiembre de 2018

GASTARSE Y DESGASTARSE. IN MEMORIAM.

Anastasio-GilEl 7 de Septiembre falleció D. Anastasio  Gil García, director nacional de Obras Misionales Pontificias en España (OMP). Tenía 72 años y durante un año ha luchado titánicamente ante la enfermedad. La animación misionera en estas dos últimas décadas de la Iglesia en España, y desde ella para el mundo entero, encuentra en su figura una referencia luminosa y aleccionadora. Anastasio Gil, como escribió certeramente en su cuenta de Twitter el Secretario General de la CEE, ha sido un "sacerdote y evangelizador ejemplar, trabajador infatigable, entregado plenamente al anuncio misionero, un incansable misionero y un hombre de Dios". De él, bien podría decirse y aplicarse aquella máxima paulina del "gastarse y desgastarse"  por Cristo y por la misión (2 Cor. 12-15).
Y éste gastarse y desgastarse por Cristo y por la Evangelización ha de ser ahora tanto más apremiante para nuestra Iglesia cuanto más arrecian la secularización, el envejecimiento y muerte de nuestros evangelizadores y la tan acusada sequía vocacional.
Pero es más, el gastarse y desgastarse por Cristo y por la misión ha de ser asimismo referencia y guía inexcusable  para la Iglesia misionera y en salida, que con palabras del Papa, tanto necesitamos todos, tanto necesita la humanidad. Una Iglesia misionera y en salida, una Iglesia evangelizadora y samaritana, en la que la misión compete, quizás más que nunca, a la entera comunidad eclesial, pastores y fieles.
Comienza un nuevo curso. Despedimos a un extraordinario evangelizador, a quien encomendamos a la misericordia de Dios. Y no se nos ocurre mejor homenaje a él y a tantos otros misioneros que ya han partido a la casa del Padre que reclamar para toda nuestra Iglesia éste gozoso, esperanzador y hasta agotador "gastarse y desgastarse" por Cristo y por la misión. No hay otro camino, no hay otra alternativa.
Fuente: Ecclesia digital 11/09/2018.

lunes, 23 de julio de 2018

LES VAMOS A ECHAR MUCHO EN FALTA

Resultado de imagen de MISIONEROS EN PUYOEl domingo pasado la Pastoral Familiar del Vicariato Apostólico de Puyo preparó un almuerzo de agradecimiento y despedida a la familia misionera española -procedente de la Diócesis de Terrassa - formada por Álex Holgado y Karen Margalet junto con sus cuatro hijos, que han trabajado durante cuatro años en nuestro vicariato.
Para ellos, como padres, era una experiencia que hace tiempo soñaban hacer, movidos por su espíritu misionero de compartir la fe. No era nada fácil lanzarse a esta aventura, en un lugar nuevo como era la Amazonia, con otra cultura diferente y grandes retos a los que enfrentarse, especialmente la adaptación de los hijos en edad escolar a esta nueva realidad. Para los chicos fue muy difícil entender a sus padres en esta decisión, era como dar un salto en el vacío. La familia tuvo que escuchar palabras duras: "Están locos, no saben dónde van, con una familia numerosa a la otra parte del mundo, en la selva ecuatoriana".
Pero su fe en Dios, Padre providente, era tan fuerte que no dudaron en ponerse en sus manos con la convicción de que era posible correr el riesgo. Y aquí llegaron, a la misión de Puyo, una pequeña comunidad acogedora con una gente también acogedora, donde todos hicimos el esfuerzo por facilitarles el camino del día a día, porque formaran parte de una familia más amplia donde todos se preocupan de todos.
Especialmente se dedicaron a la formación en pastoral familiar, con charlas a matrimonios, atención a parejas con problemas, y también en la labor educativa. Álex, además, hizo un gran trabajo en Radio Puyo. Han sido cuatro años que no olvidarán nunca; compartirán con gozo su experiencia y les dirán que ha valido la pena correr el riesgo para vivir el espíritu misionero de ser una Iglesia en salida.
Han sido punto de referencia para muchos. Hoy regresan a su país, y quizá ahora sean los hijos los que desearían seguir aquí: ya hicieron sus amistades y les costará despegarse de este espacio. Pero la vida sigue, y han pensado como familia que es el momento de regresar. Que allá donde aterricen encuentren la acogida que aquí sintieron y sigan siendo como Jesús nos dice a todos: luz del mundo y sal de la tierra. Les vamos a echar mucho en falta.


Mons. Rafael Cob, Obispo de Puyo

Fuente: Alfa y Omega 19 de Julio de 2018