• DOMUND 2020


    ¡Descarga ya los materiales para la jornada!
  • GUÍA COMPARTIR LA MISIÓN


    Propuestas de voluntariado misionero
  • AYUDA A LAS MISIONES


    Colabora con los misioneros españoles

jueves, 30 de julio de 2020

OMP. JUNTOS ESTAMOS AYUDANDO.

Juntos estamos ayudando, y queremos seguir haciéndolo. En la revista Misioneros se muestran los efectos beneficiosos que están teniendo, en países de misión de los cinco continentes, las ayudas recogidas por el Fondo de Emergencia destinado a combatir los efectos del Covid-19, a través de las OMP de todo el mundo.
En este momento de crisis global, de llamada a la solidaridad, el vínculo entre evangelización y caridad es fundamental.

www.revistamisioneros.es

martes, 7 de julio de 2020

LA MISSIÓ NEIX DE LA PREGRÀRIA

 El dissabte dia 4 de juliol, les tres Delegacions de Missions de la Província Eclesiàstica,  Barcelona, Sant Feliu de Llobregat i Terrassa , van celebrar la setzena Eucaristia Missionera. Es va recordar i pregar pels 200 missioners i missioneres que es troben treballant en països de missió. La situació generada per la pandèmia del Covid 19 ha fet que aquest any es variés la trobada que es fa anualment. L’Eucaristia es va celebrar a la catedral de Barcelona,
també es va retransmetre en directe pel canal de Youtube de la catedral i per Ràdio Estel. L’homilia del cardenal Joan Josep Omella, que era qui presidia la celebració, va iniciar-la recordant als missioners i missioneres i agraint la tasca d’aquests en anunciar la Bona Nova de Jesús i la tasca social que realitzen. De l’Evangeli va destacar l’elogi de la fe dirigida a la gent senzilla. Els senzills escolten la Paraula de Déu i la segueixen. És el que fan els missioners majoritàriament en les països de missió, entre la gent senzilla, pobre, però que entenen el missatge de Déu i el segueixen. Va recordar la carta encíclica “Redemptoris missió” de St. Joan Pau II on recordava que “ tots tenen dret a sentir el missatge de Jesús” . Els missioners en són un exemple, ho deixen tot per anar a anunciar aquest missatge de pau, d’amistat, de llibertat. Però aquest entusiasme missioner que ha estat tant important per l’Església, sembla que va perdent força, ens apartem de dos pilars importants com són l’oració i l’Eucaristia. En el silenci del nostre cor hem de tornar a sentir el missatge “Aneu i anuncieu”. “ L’Església és misteri de comunió en tensió missionera “ segons les paraules de St. Joan Pau II i si l’Església no viu la comunió i la missió, no és Església. La missió neix de la pregària i de l’Eucaristia. En relació a la tasca dels missioners el cardenal va dir que treballen en una doble línia que ells tenen clara: l’acció social i l’anunci de la Paraula de Jesús. Les dues són necessàries i es complementen. Al finalitzar l’homilia el cardenal va demanar als joves que sentin la crida, que siguin generosos i que tots treballem per revifar l’acció missionera en les nostres diòcesis.

miércoles, 3 de junio de 2020

OBRAS MISIONALES RESPONDE A LA LLAMADA EN SIERRA LEONA

El Fondo de Emergencia de las Obras Misionales Pontificias ha respondido a la petición de ayuda de Mons. Henry Aruna, obispo de Kenema, Sierra Leona, un lugar donde la gente vive “hand to mouth basis”, cada día comen de lo que ganan en la jornada. Ya lo habían apuntado varios misioneros desde África: “el hambre, que es la que más mata gente en el mundo, será más mortal que el coronavirus”, decía uno de ellos. Las ayudas que están haciendo llegar las Obras Misionales Pontificias a Kenema van dirigidas al sostenimiento de sacerdotes y religiosas, pero sobre todo para comprar comida para familias desesperadas.
La Iglesia en Kenema ha hecho un gran esfuerzo para concienciar a la población en las comunidades y parroquias, animar a tomar medidas de protección y proveer de alimentos y asistencia médica a muchas personas necesitadas. La diócesis está en una zona rural del este de Sierra Leona, en donde hay 16 parroquias, con 23 religiosas y 26 sacerdotes, locales y misioneros. La economía de la zona se basa en cultivos de subsistencia. La misma diócesis a la que todos los años ayudan las Obras Misionales Pontificias, había puesto en marcha un programa de varias etapas para no depender tanto de las ayudas que llegan de fuera, pero la pandemia lo ha vuelto papel mojado.
Es muy difícil controlar la situación porque como dice el mismo obispo de Kenema en su carta de petición: “muchos hogares están sobrepoblados, los vehículos están sobre cargados, la mayoría de las motocicletas llevan más de dos pasajeros, las personas se siguen abrazando y los niños siguen jugando en los patios”. La mayoría de los fieles de Kenema viven “on hand to mouth basis”, “en base de la mano a la boca”, comen lo que ganan cada día. Si un día no ganan nada, no comen. La diócesis apenas logra salir al paso a las muchísimas necesidades que surgen.
Las Obras Misionales Pontificias agradecen por ello la generosidad de tantas personas en el mundo que han apoyado el Fondo de Emergencia Internacional, creado por el Papa Francisco a través de Obras Misionales Pontificias, una ayuda que ya está llegando a las comunidades afectadas en los países de misión a través de las estructuras e instituciones de la Iglesia, que nunca, ni en guerras ni en crisis, han abandonado a la gente.
FUENTE: OMPRESS

miércoles, 20 de mayo de 2020

EL COVID 19 "MUERDE" EN LOS BARRIOS BAJOS.

"El distanciamiento social aquí sigue siendo un objetivo difícil de lograr y en algunos casos absolutamente irrealista. Sólo podemos esperar que el contagio no avance", así lo dice a la Agencia Fides el padre Andrew Bwaalya, director de la revista comboniana "New Peole" describiendo la situación en Kenia, donde el encierro, con el toque de queda impuesto al atardecer está vigente hasta las 5 de la mañana.
El religioso comboniano cuenta un ejemplo explicativo: "En la capital, se encuentra Kebira, el barrio marginal más grande de África donde vive un infinito número de personas en 2,5 Kms. cuadrados (las estimaciones, no verificables, oscilan entre medio y un millón de personas). No hay un plan urbano, las casas suelen ser chozas con varias familias que comparten los mismos baños. No hay una red regular de calles, por lo que para llegar a un lulgar uno se ve obligado a pasar por los callejones y entrar en contacto cercano con cientos de personas. Y Kebira, es solo uno de los muchos guetos donde viven apilados miles de personas en Kenia.
A principios de Abril, las autoridades gubernamentales impusieron el bloqueo y el toque de queda desde las 7,00 p.m. hasta las 5.00 a. m., y las medidas se han extendido duramente contra quienes infringen las medidas. "Muchas personas tienen que salir para ir al trabajo en la ciudad, el transporte en esta etapa se reduce y el riesgo de estar aún por la calle después de las 19.00 es muy real. El gobierno ha asignado 100 millones de dólares para ayudar a aquellos particularmente afectados por la pandemia y distribuirá 2.500 chelines (aprox. 240 dólares) por familia pobre.
El bloqueo, explica el misionero, ha afectado inevitablemente a las comunidades cristianas que se enfrentan a la imposibilidad de celebrar los ritos y las reuniones. "Todas las iglesias están cerradas y nadie puede ir a celebraciones litúrgicas porque corre el riesgo de ser arrestado. Las parroquias a su vez se dividen en pequeños grupos y comunidades, más o menos 20 familias en la misma área, que se autogestionan, coordinadas por el párroco, con reuniones de oración y se ayudan mutuamente en sus respectivas necesidades.

FUENTE: Agencia Fides

jueves, 20 de febrero de 2020

HISPANOAMÉRICA NOS IMPORTA

     Todavía quedan unas semanas para que, en el primer domingo de Marzo, celebremos esta nueva jornada que la Comisión Episcopal de Misiones de la Conferencia Episcopal Española promueve en todas las diócesis.
     Cada año en dicha jornada se recuerda a los católicos españoles que Hispanoamérica  nos importa. Que la vida de fe en aquellos veinte países donde se habla español, portugués o francés no sólo se mantenga, sino se cuide y se fortalezca. Se trata de los países que aglutinan el mayor número de católicos del mundo. Y, por ello de los países de los que puede depender en gran parte la evangelización de los lugares en los que todavía Cristo no es conocido.
     Por otro lado, es el lugar donde más misioneros españoles hay. Hombres, mujeres, religiosas, también de clausura, seglares, muchos de ellos casados y con hijos, españoles todos ellos, parten para esos países para mantener viva la llama de la fe en las personas que allí viven. Sentimos la responsabilidad de un hermano mayor con respecto a sus hermanos más pequeños, pero también la responsabilidad de un anciano que va a necesitar del cuidado y atención de los más jóvenes para poder seguir siendo cristiano.
     No necesitamos más motivaciones para celebrar con ilusión ésta jornada. Instituciones como la nuestra, la OCSHA; o entre los seglares OCASHA, son un gran regalo para la Iglesia misionera y para la vida de nuestras Iglesias.
     Para que los pueblos de toda la tierra y, muy en concreto, los que forman parte de Hispanoamérica, que sufren tan gravemente con ideologías desafiantes y denigrantes, que padecen la injusticia de líderes que no buscan más que su propio provecho, Cristo es la respuesta y la única solución, y eso es lo que queremos proponer en esta Jornada: que en Cristo, estos pueblos y estas gentes, tengan vida. ¡Que así sea!.

FUENTE: CARTA DE CASA. Nº. 370