• Prega i ajuda a les Vocacions


    7 de maig- Jornada Vocacions Natives i Jornada Mundial de Pregària per les Vocacions
  • Compromís amb les vocacions


    Presentació Jornada de Vocacions Natives i Jornada Mundial de Pregària per les Vocacions
  • Missatge del Papa


    "Impulsats per l’Espírit per la Missió"
  • Què és Vocacions Natives?


    Una jornada de pregària i ajuda a les vocacions en els Territoris de Missió
  • A qui ajuda Vocacions Natives?


    A 75.000 seminaristes i 6.500 novicis/es i 2000 formadors en els territoris de missió
  • Com col·laborar?


    Amb un donatiu o amb una beca missionera per a les Vocacions dels Territoris de Missió
  • Pregària Vocacional


    Recursos de pregària per l’oració diària a les escoles

lunes, 1 de octubre de 2012

SANTA TERESA DE LISIEUX, PATRONA DE LAS MISIONES

OMPRESS-ROMA (1-10-12) Hoy 1 de octubre se celebra la festividad de Santa Teresa del Niño Jesús, patrona de las misiones, doctora de la Iglesia, y carmelita de clausura. El nombre de esta mujer que vivió su existencia terrena de manera sencilla y retirada es recordado hoy por la Iglesia universal no sólo en la liturgia sino también en innumerables parroquias, misiones, centros asistenciales e incluso congregaciones que llevan su nombre, haciendo una vez más verdadera la frase evangélica: “Y el Señor que ve en lo escondido te lo recompensará”. Las Obras Misionales Pontificias, gracias a la aportación de los católicos del mundo por las misiones en la campaña del DOMUND, han podido colaborar con algunas de estas instituciones dedicadas a Santa Teresita por todo el mundo.
Un donativo que se vuelve gratitud a la patrona de las misiones. En la diócesis de Constantina, en Argelia, la parroquia de Santa Teresita del Niño Jesús de Skikda ha arreglado su techo con 3.000 dólares. Una parroquia que es además centro de acogida de jóvenes. Benín también cuenta con varias parroquias dedicadas a Santa Teresa, como la de Titirou, que se va construyendo poco a poco; las Obras Misionales Pontificias han enviado 15.000 dólares para los trabajos de este año. En Chad se está levantando – para ella también se han destinado 15.000 dólares – una capilla en Fada, en la diócesis de Mongo, que será un “puesto avanzado” de la parroquia de Santa Teresita del Niño Jesús de Abéché. La parroquia de Isotry y la de Sambaya, en Madagascar, también están dedicadas a la Santa de Lisieux. Ubicadas en lugares donde la labor de los misioneros se ve en el gran número de fieles que acuden y se implican en la evangelización, se les ha hecho llegar 20.000 y 12.000 dólares respectivamente a cada una. En Mali, la capilla de Santa Teresa del Niño Jesús de Bagadaji, gracias a la aportación de los mismos fieles, ya está levantada. Los 8.000 dólares que envían las Obras Misionales son para trabajos de revestimiento, revocado y decoración. La parroquia de Sokone, en Senegal, también dedicada a la santa, ha cumplido 52 años y, gracias a Dios, además de necesitar obras de mantenimiento también las necesita de ampliación, por el aumento de fieles. Pero no sólo resuena en África el nombre de Santa Teresita. En Tailandia, en Kantharalak, la comunidad católica tiene más de 50 años y sigue aumentando también debido a la inmigración. Han querido dedicar a la patrona de las misiones la nueva iglesia que están construyendo. Los fieles han aportado casi 70.000 dólares, por lo que con los 15.000 de las Obras Misionales, ya han puesto la primera piedra y la construcción de la iglesia, un proyecto de todos, está en marcha. En Dehighapitiya, en Sri Lanka, el nombre de Santa Teresa lleva más de 75 años en su parroquia y el tiempo ha ido afectando a su estructura. Es una zona de jungla con una humedad que a veces alcanza el 99%, por lo que la reestructuración de esta iglesia es sumamente necesaria. Para este fin, los fieles han reunido 6.400 dólares lo que es una verdadera fortuna en Sri Lanka y muestra el interés en reparar esta parroquia, por lo que los 15.000 dólares aportados por las Obras Misionales servirán para la reforma y ampliación. Desde el cielo, pero muy presente, Santa Teresita parece cumplir el deseo que expresó en sus escritos: “Quisiera ser misionera, no sólo durante algunos años, sino haberlo sido desde la creación del mundo y seguir siéndolo hasta la consumación de los siglos”.