• Prega i ajuda a les Vocacions


    7 de maig- Jornada Vocacions Natives i Jornada Mundial de Pregària per les Vocacions
  • Compromís amb les vocacions


    Presentació Jornada de Vocacions Natives i Jornada Mundial de Pregària per les Vocacions
  • Missatge del Papa


    "Impulsats per l’Espírit per la Missió"
  • Què és Vocacions Natives?


    Una jornada de pregària i ajuda a les vocacions en els Territoris de Missió
  • A qui ajuda Vocacions Natives?


    A 75.000 seminaristes i 6.500 novicis/es i 2000 formadors en els territoris de missió
  • Com col·laborar?


    Amb un donatiu o amb una beca missionera per a les Vocacions dels Territoris de Missió
  • Pregària Vocacional


    Recursos de pregària per l’oració diària a les escoles

jueves, 21 de marzo de 2013

DESDE JAPÓN...NOS DICEN...

Vivencia de fe y caridad cristiana que nos envía a la Delegación de Misiones la família Ferrán-Galícia, misioneros de Sabadell.
Fotografía"Llegamos en Julio de 1989 a la ciudad de Hiroshima (Japón) como família en misión con 5 hijos, pertenecemos a las comunidades neocatecumenales de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Can'Oriac en Sabadell (Barcelona), enviados por el Cardenal Jubany (q.e.p.d.). Nuestra labor pastoral es intentar ser un lugar de acogida y posibilidad de relación con personas que casi no han oído nunca el mensaje de amor de Dios, ni de su perdón misericordioso manifestado en Jesucristo y que muy difícilmente se acercarían jamás a una iglesia.

Con la ayuda del Señor y de la iglesia vivimos la Fe como familia cristiana en medio de una sociedad que no tiene raíces cristianas, participamos en el itinerario de fe de las pequeñas comunidades neocatecumenales que hay en Japón, en la parroquia católica en las liturgias dominicales y de tiempo fuertes. Queremos que la prioridad sea siempre la evangelización, el desarrollo humano viene siempre al anunciar el Evangelio y seguro que viene mucho mejor de lo que pensábamos. Desde hace 3 años estamos haciendo unos cursos de cocina casera mediterránea en nuestro centro, organizados por el centro cultural de la televisión estatal de Japón, NHK. Actualmente tenemos 30 personas divididas en 4 grupos que vienen una vez al mes en casa a aprender cocina casera mediterránea y luego comemos tranquilamente el menú que hemos hecho. En estos 3 años ya han pasado más de 50 personas por casa. La idea es que nuestra casa sea un espacio como "el atrio de los gentiles" tantas veces comentado por el Santo Padre y por el Cardenal Sistach. Por medio de la cultura cristiana de adornar la mesa, de sentarse a su alrededor sin prisas y hablar mientras se come, los signos religiosos que tenemos en la entrada o en la sala de estar-comedor, de bendecir al Señor por tantas cosas buenas que nos da, y también muy especialmente en tiempos fuertes como la Navidad, participar de las costumbres cristianas de hacer el pesebre, de cantar villancicos, de adornar la casa, etc. Esto hace que muchas personas de una manera natural se abran y puedan sentir el kerigma. Evidentemente no somos unos profesionales pero el Señor nos ayuda y misteriosamente hacemos unos platos que parecen de restaurante y se crea un ambiente especial y la gente no se cansa y lleva a sus amigas. Estas personas no son bautizadas. Como anécdota deciros, que todos se aprenden la canción de "caga tió" en catalán y hacemos cagar el tió (juego infantil que proporciona regalos a los niños) el día de la comida de Navidad después de explicar el pesebre. Os adjuntamos unas fotografías para que podáis ver un poco el ambiente. Este año hemos hecho un pesebre japonés, con un establo que es una réplica de las cabañas con tejado de paja tradicionales de Japón. Actualmente están saliendo vocaciones de varios movimientos que hay dentro de la iglesia. Es responsabilidad del Señor. Es Él quien llama y va dando las empujoncitos necesarios. Lo que más les atrae a nuestros amigos es la sinceridad, (el ver que los hermanos de la parroquia de origen viven la fe en sus dificultades y alegrías, y que ese es nuestro apoyo, mucho más fuerte que la ayuda económica) y también la comunión en el espíritu por encima de la raza, cultura, lengua ... etc."