• Prega i ajuda a les Vocacions


    7 de maig- Jornada Vocacions Natives i Jornada Mundial de Pregària per les Vocacions
  • Compromís amb les vocacions


    Presentació Jornada de Vocacions Natives i Jornada Mundial de Pregària per les Vocacions
  • Missatge del Papa


    "Impulsats per l’Espírit per la Missió"
  • Què és Vocacions Natives?


    Una jornada de pregària i ajuda a les vocacions en els Territoris de Missió
  • A qui ajuda Vocacions Natives?


    A 75.000 seminaristes i 6.500 novicis/es i 2000 formadors en els territoris de missió
  • Com col·laborar?


    Amb un donatiu o amb una beca missionera per a les Vocacions dels Territoris de Missió
  • Pregària Vocacional


    Recursos de pregària per l’oració diària a les escoles

jueves, 10 de abril de 2014

QUE DIOS LES RECOMPENSE...

Colabora con Vocaciones NativasQue Dios les recompense por tanta generosidad para con nosotros, sus nuevos sacerdotes”, es lo que les dice Luis Eduardo Guzmán a todos aquellos que le han ayudado a cumplir su sueño: ser sacerdote. Hasta hace poco era seminarista en el Seminario Intermisional San Luis Beltrán, en Colombia. Un seminario que prepara a los sacerdotes de las zonas indígenas y más pobres de Colombia. Son los 14 vicariatos apostólicos de este país, considerados tan territorios de misión como lo puedan ser las junglas del Congo o las regiones inhóspitas de Papúa. Un seminario al que España estuvo ligada nada más crearse, allá por los años sesenta, cuando un grupo de sacerdotes del Instituto Español de Misiones Extranjeras se encargó de la formación de los primeros seminaristas.
Luis Eduardo se acaba de ordenar y sus sentimientos de gratitud los comparten sus compañeros, también recién ordenados: Héctor Manuel Rincón, Francisco Javier Bolaños, Luis Emilio Jiménez. Agradecen el apoyo de las Obras Misionales Pontificias de España que, gracias a la generosidad de los católicos españoles con la campaña de Vocaciones Nativas, han tenido el privilegio de ayudar directamente al seminario donde se han formado estos jóvenes. Con lo recaudado en la campaña del año pasado – la de este año se celebra este próximo 27 de abril – España les ha hecho llegar 22.592,93 dólares para que todos estos jóvenes sepan que ellos son un regalo de Dios para toda la Iglesia, no sólo para Colombia. 
Son los herederos de tantos misioneros que llegaron a esas tierras a llevar el Evangelio y son la esperanza de la Iglesia.
“La ayuda recibida es de vital importancia para que nosotros, jóvenes provenientes de familias pobres y humildes, podamos realizar nuestros estudios”, aseguran estos valientes jóvenes. Valientes, porque ya están trabajando, recién ordenados sacerdotes, en aquellas “periferias” de las que habla el Papa Francisco. “Mi apostolado” – cuenta Héctor Manuel Rincón – “lo desempeñaré en el Vicariato Apostólico de Trinidad en el Casanare, lugar donde es necesario impregnar los valores del Evangelio con gran esfuerzo”.
Valientes, porque tristemente Colombia ha encabezado en el año 2013 la lista de países con mayor número de misioneros y agentes pastorales asesinados. Nada menos que 7. Y no es la primera vez. Los cuerpos de dos de los sacerdotes asesinados fueron encontrados en zonas aisladas, días después de haber desaparecido. La realidad diaria y social de algunas zonas de Colombia es conocida. Y es ahí donde Luis y sus compañeros desempeñan su ministerio, algo que casi hace recordar a nuestro Señor: “Mirad que os envío como ovejas en medio de lobos…”.
Con la cercana campaña de Vocaciones Nativas de este 27 de abril, Obras Misionales Pontificias de España quiere que todo católico español, con sus oraciones y su cooperación económica, se sienta orgulloso de estos muchachos, de estos “nuestros nuevos sacerdotes”.

Fuente: OMPPRESS 10/04/2014