• Prega i ajuda a les Vocacions


    22 d’abril- Jornada Vocacions Natives i Jornada Mundial de Pregària per les Vocacions
  • Crida, resposta i Missió


    Presentació Jornada de Vocacions Natives i Jornada Mundial de Pregària per les Vocacions
  • Missatge del Papa per les Vocacions


    "Escoltar, discenir, viure la crida del Senyor"
  • Què és Vocacions Natives?


    Una jornada de pregària i ajuda a les vocacions als Territoris de Missió
  • A qui ajuda Vocacions Natives?


    A 75.000 seminaristes i 6.500 novicis/es i 2000 formadors als territoris de missió
  • Com col·laborar?


    Amb un donatiu o amb una beca missionera per les Vocacions dels Territoris de Missió
  • Pregària Vocacional


    Recursos de pregària per l’oració diària a escoles i instituts

miércoles, 24 de enero de 2018

NO HAY MISIONERO PEQUEÑO

Resultado de imagen de vicariato apostolico de puyo ecuador
     Atrévete a ser misionero es el lema con el que, el 28 de Enero se celebra la Jornada de Infancia Misionera. Martina, de 12 años, lo vivió en primera persona hace tres años cuando salió de Sabadell, diócesis de Terrassa, con sus padres y sus tres hermanos hacia el Vicariato de Puyo (Ecuador), como familia misionera, enviada por el Movimiento para la Nueva Evangelización "Cristifideles Laici". "Veía mi maletita, y pensaba: Ahora toda mi vida está en ella". Me llevaba ropa de verano, unas muñecas, mi oso de peluche y tres libros".
     Cuando llegó el momento de partir, Martina estaba nerviosa y un poco asustada. "Era la primera vez que salía de España. No fue nada fácil, ya que tuve que despedirme de los abuelos, los primos, los tíos... y dejar a todos mis amigos, el colegio, la casa... todo cuanto conocía". Ahora al repasar el diario en el que va escribiendo sus experiencias, se da cuenta de que está viviendo una gran aventura.
     Al principio, todo en Ecuador le resultaba diferente. "Me costó adaptarme al nuevo clima, con tanta lluvia; al vocabulario, la comida, los bichos... Pero todo el mundo me recibió con los brazos abiertos y me ha ayudado mucho. Ahora tengo muchos amigos, los mejores que he tenido. Mis mejores amigas se llaman Mariela, Naomí y María José".
     Y, dentro de una familia misionera, ¿cuál es el papel de Martina?. "Yo no hago tanto como mis padres que se llaman Álex y Karen. Pero sí doy ejemplo yendo al colegio cada día, tratando de ser estudiosa y haciendo nuevos amigos, con los que a veces hablo de Jesús. Quiero hacer siempre lo que Dios quiera".
Fuente: Alfa y Omega.