• "Sigues valent, la missió t’espera"


    Descarrega tots els materials per celebrar el Domund 2017
  • Presentació Domund 2017


    "El valor de ser missioners" Anastasio Gil, Director d’OMP Espanya
  • Missatge del Papa pel Domund 2017


    "La Missió en el cor de la fe cristiana"
  • Reflexió Pastoral Domund 2017


    "Qüestió de valentia", Javier Carlos Gómez Director Diocesà d’OMP Valladolid
  • Què és el Domund?


    La jornada on, d’una manera especial, l’Església prega pels missioners i col·labora amb ells
  • A qui ajuda el Domund?


    Els donatius fan possible la tasca evangelitzadora de l’Església en els territoris de missió
  • Què són els territoris de missió?


    Coneix a fons les missions amb el mapa en el que es mostra on estan els missioners i l’ajuda enviada per OMP Espanya

martes, 31 de marzo de 2015

OREMOS EN SILENCIO...

Para que los cristianos perseguidos sientan la presencia reconfortante del Señor Resucitado y la solidaridad de toda la Iglesia, es la intención misionera o por la Evangelización que propone el Papa Francisco para este mes de abril. La persecución, los ataques y el secuestro de cristianos están al orden del día en muchas partes del mundo. El Papa, durante los ángelus del domingo, no ha dejado de recordar los acontecimientos luctuosos que se suceden de manera dramática.
Así el 15 de marzo: “Con dolor, con mucho dolor, recibí la noticia de los atentados terroristas de hoy contra dos iglesias en la ciudad de Lahore en Pakistán, que provocaron numerosos muertos y heridos. Son iglesias cristianas. Los cristianos son perseguidos.
Nuestros hermanos derraman la sangre sólo porque son cristianos. Mientras aseguro mi oración por las víctimas y por sus familias, pido al Señor, imploro del Señor, fuente de todo bien, el don de la paz y la concordia para ese país. Que esta persecución contra los cristianos, que el mundo busca ocultar, termine y llegue la paz”.
“No cesan, lamentablemente, de llegar noticias dramáticas de Siria e Irak”, decía el Papa en el ángelus del 1 de marzo, “relacionadas con violencias, secuestros de personas y abusos en contra de los cristianos y otros grupos. Queremos asegurar a quienes están implicados en estas situaciones que no les olvidamos, sino que les estamos cercanos y oramos insistentemente para que se ponga fin lo antes posible a la intolerable brutalidad de la que son víctimas. Junto con los miembros de la Curia romana ofrecí según esta intención la última santa misa de los ejercicios espirituales el viernes pasado. Al mismo tiempo pido a todos, según sus posibilidades, que trabajen por aliviar los sufrimientos de quienes atraviesan momentos de prueba, a menudo sólo por motivo de la fe que profesan. Oremos por estos hermanos y estas hermanas que sufren a causa de la fe en Siria y en Irak...
Y en el ángelus de la fiesta del primer mártir, San Esteban, el 26 de diciembre, el Papa Francisco animaba a rezar “de modo particular por quienes son discriminados, perseguidos y asesinados por el testimonio que dan de Cristo. Quisiera decir a cada uno de ellos: si lleváis esta cruz con amor, habéis entrado en el misterio de la Navidad, habéis entrado en el corazón de Cristo y de la Iglesia. Recemos, además, para que, gracias también al sacrificio de estos mártires de hoy —son muchos, muchísimos—, se refuerce en todas las partes del mundo el compromiso por reconocer y asegurar concretamente la libertad religiosa, que es un derecho inalienable de toda persona humana”.
Fuente: OMPRESS